Cómo Evitar que mi Negocio de Infoproductos Fracase

Uno de los libros que estoy leyendo ahora (al momento de escribir estas palabras) se llama La Quinta Disciplina.

Y el libro cuenta algo fundamental en cualquier tipo de negocio, incluso en los negocios de infoproductos.

Todo efecto tiene una causa asociada (una acción). Algo que probablemente ya todos sabemos.

El problema es que solemos pensar que las acciones tienen un efecto inmediato. Es decir, pensamos que el tiempo que transcurre entre una causa y su respectivo efecto es corto. Y en base a eso, tomamos nuestras decisiones.

El problema es que en muchos casos, sobre todo en los negocios, el tiempo que transcurre entre la causa y el efecto es relativamente largo.

Y debido a eso no nos damos cuenta de dónde está el origen del problema. No nos damos cuenta por qué tenemos crisis y por lo tanto no sabemos cómo solucionarla y que no vuelva a ocurrir.

Y como no conocemos la causa, buscamos algún culpable externo.

En los negocios, por lo general le echamos la culpa al cliente que no entiende lo que le estamos ofreciendo, o que siempre está buscando ofertas. Y (creemos) que por esa razón no vendemos lo suficiente.

Eso sucede también con el negocio de los infoproductos. Y si no conoces cómo combatir la causa, no podrás librarte jamás del problema.

En este artículo voy a hablar específicamente cómo eliminar esa causa, para que el efecto no vuelva a producirse y puedas finalmente tener un negocio próspero y escalable.

Y es que todos los problemas comienzan desde el principio. Comienzan desde el primer momento que tu audiencia descubre quién eres.

Con Quién Quieres Hacer Negocios

Todos tus anuncios, sitio web e incluso tus emails deben transmitir claramente con qué clase de personas quieres hacer negocios.

Un error muy común es intentar venderle, dentro de tu nicho, a todo el mundo. Tu mensaje debe transmitir para quién es lo que ofreces y para quién no es.

Por ejemplo, si tienes un negocio de bajar de peso y tu método para adelgazar es lento (lleva tiempo), ya que es la única forma de adelgazar sin efecto rebote…

… entonces vas a querer evitar a todas aquellas personas que están buscando eliminar sus 10 kilos extra rápidamente porque en 30 días se van de vacaciones a la playa.

Ese tipo de personas están buscando resultados mágicos. Y no conviene hacer negocios con ellos porque lo único que traerán son problemas.

Quizás te pidan un reembolso. O quizás arruinen tu reputación dejando malos reviews en las redes sociales… cuando en realidad tú no hiciste nada malo.

Lo único “malo” que hiciste fue haber querido hacer negocios con todo el mundo dentro de ese nicho, lo cual resultó perjudicándote, incluso a largo plazo… porque ahora esos malos reviews quedan para siempre en las redes sociales.

Y alguien que sí pertenece a tu mundo (piensa como tú), alguien que sabe que bajar de peso lleva su tiempo, ahora no querrá hacer negocios contigo porque leyó un mal review de tus servicios o productos.

¿Ves todas las consecuencias negativas que puede provocarte el atraer a las personas equivocadas hacia tu negocio?

Por lo tanto, como ya mencioné, debes siempre transmitir en todo tu negocio ese mensaje que es coherente solo con las personas que quieres atraer.

De esta forma, aquellos que no les gusta o no están de acuerdo con ese mensaje, abandonarán lo antes posible tu sitio web o se darán de baja de tus correos. Y no los verás nunca más, por su bien y por el tuyo.

Si estás comprando anuncios, tu mensaje ­ —si es posible— ya debería empezar allí. Digo “si es posible” porque quizás en Google sea difícil, ya que no tienes mucho espacio para texto.

Pero lo puedes hacer en Facebook, ya que los anuncios de Facebook permiten introducir mucho texto.

La forma más fácil de hacerlo en un anuncio en Facebook es dando información gratis y así aprovechas para transmitir tu mensaje.

Aquellas personas que no están interesadas en ese mensaje, van a ignorar tu anuncio. Y sólo vas a atraer a aquellos que sí les interesa lo que tienes para ofrecer.

Por Qué Haces lo que Haces

En el libro “Empieza con el porqué”, de Simon Sinek, el autor hizo un estudio de las grandes empresas y se dio cuenta que aquellas que logran sobrevivir más tiempo y tienen más éxito (y facturan más) son las que tienen muy definido por qué hacen lo que hacen.

Según Simon Sinek, las empresas tienen un Qué y muchas de ellas un Cómo. Pero muchas no tienen un Porqué.

Un Porqué es sólo una creencia. Los Cómo son las medidas que se toman para hacer realidad esa creencia.

Y los Qué son el resultado de esas medidas, todo lo que dices y haces: tus productos, tus servicios, tu publicidad, etc.

Las empresas que tiene un porqué suelen ser las más exitosas. Y esto se da así porque las personas eligen hacer negocios con aquellas empresas con las cuales se sienten identificadas con sus porqués.

Tener un porqué les ha permitido a empresas como Apple poder crear una comunidad de superfans que defienden casi a muerte sus productos.

Sería muy raro que un fan de Apple se compre un celular que no sea un iPhone, porque ama los productos de la empresa y jamás los cambiaría por otra marca.

Por esa razón recomiendo que tu negocio tenga un por qué. Por qué haces lo que haces. Obviamente el porqué debería ir más allá de simplemente querer ganar dinero.

Por ejemplo, el porqué de Apple es:

En todo lo que hacemos, creemos en el desafío del status quo, creemos en un pensamiento diferente.

El porqué de Apple es hacer las cosas diferentes a como las hace el resto. En otras palabras, el porqué de Apple es siempre estar innovando. Y eso es lo que atrae a sus fans.

Deberías intentar transmitir tu porqué en tus mensajes siempre que puedas. Es decir, cuando escribes artículos o cuando envías tus emails.

También aconsejo que tu porqué esté bien presente en tu página “Sobre mí” o “Sobre nosotros”.

Si quieres saber cuál es mi porqué, puedes visitar mi página “Sobre mí”.

Sé Diferente a la Competencia

Esto de ser diferente a la competencia está muy relacionado con lo que expliqué al principio, cuando mencioné que debes elegir con quiénes quieres hacer negocios.

En vez de elegir venderle a todo el mundo dentro de tu nicho, eliges un cierto grupo de personas con quienes quieres hacer negocios, que podríamos considerarlo como un subnicho.

En el ejemplo de bajar de peso que di anteriormente, ese subnicho sería aquellas personas que eligen adelgazar de forma lenta, porque saben que es la única forma de mantenerse delgados a largo plazo.

¿Pero qué sucede cuando un subnicho ya existe? ¿Podemos diferenciarnos de otra manera?

Existen formas de diferenciarnos. Por ejemplo, una de esas formas es diferenciarnos con lo que ven de nosotros.

Por lo general, todos los sitios web son exactamente iguales desde el punto de vista de lo visual. Si no te concentras en el texto (el cual será diferente) y te centras sólo en la parte visual, todos los sitios son iguales.

Cuando una persona ingrese a tu sitio web, antes de leer el texto, pensará: “otro más del montón”.

Si tienes la oportunidad de hacer diferente tu sitio web al de la competencia, hazlo.

Si notas que la mayoría de tus competidores usan el color azul, usa otro color.

Si usan el mismo tipo de header en sus webs, utiliza uno distinto (el header o cabecera es el término que hace referencia a la parte superior de un sitio web).

Otra forma de diferenciarte es entregando ese mensaje que intentas transmitir, pero de una forma más original.

Por ejemplo, una de mis landing pages tiene como título: Si mi Negocio de Infoproductos Desapareciera… ¿Qué Haría si Tuviese que Empezar de Cero?

Básicamente mi mensaje es parecido al mensaje que transmiten todos los demás marketers: que es posible ganar mucho dinero por internet vendiendo productos de información y que podemos alcanzar una mejor calidad de vida viviendo de estos negocios.

Sin embargo, ese mensaje lo entrego de una forma totalmente diferente a como lo hacen los demás.

En mi landing page explico la diferencia entre Alex, un marketer que todavía no ha logrado vivir del internet, y Mariano, alguien que tiene un negocio sólido en internet y que por lo tanto puede vivir de sus ingresos online.

Y con esos dos personajes doy a entender que alguien que se comporta como un “Alex” jamás podrá ser capaz de vivir de sus ingresos online a largo plazo.

Y que la única forma de tener éxito es actuando como Mariano, el emprendedor online dueño de sus propios productos con un negocio escalable.

En vez de hacer lo que hace todo el mundo (decir que ganan miles de dólares desde cualquier parte del mundo mientras viajan con su laptop), lo que hago es comparar a Alex con Mariano y decir que se puede ser exitoso en internet si hacen lo que Mariano hace.

Para ir finalizando… con estos consejos que acabo de darte, espero haberte ayudado a evitar que tu negocio de infoproductos fracase y logre sobrevivir largos años.


Espero que hayas disfrutado del contenido. Si quieres más contenido de calidad como éste en tu casilla de correo, suscríbete a mi newsletter:

Prometo que no te vas a arrepentir. ¡Éxitos!

Juan